miércoles, 2 de mayo de 2012

Un verano de 500 días

Hola!
El otro día mientras buscaba un DVD en casa, ya no me acuerdo ni de cuál, di con otro al que tengo mucho apego: "500 days of Summer". Es una de las películas románticas que más he disfrutado en los últimos años, y sin duda una de las pocas que puedo poner en casa sin que el Chaval se vaya a otra habitación o me recrimine mi pésimo gusto cinéfilo. Una película perfecta para una tarde de primeravera-verano como las de ahora.

El póster es chulísimo

La película es entretenida, original y muy fresca. No es de Óscar, está claro, pero ofrece dos aspectos poco típicos de las películas romanticonas: no es machista y no es estúpida (vamos, que no presenta una trama que atente contra tu razocinio ni tu dignidad como persona inteligente). Esta misión (nada desdeñable para una película romántica) la consigue gracias al punto de vista que toma la narración. Y es que, por una vez, el que nos cuenta sus peripecias y desengaños amorosos, el que suspira por otra persona y sufre y se siente poco valorado, no es una mujer, sino un hombre.



Tom (Joseph Gordon Levitt) se enamora de Summer (Zoey Deschanel), pero Summer no cree en el amor. Durante un par de meses, salen y se divierten, hasta que la falta de compromiso de Summer se interpone entre ellos. Vemos, mediante flashbacks y una estructura cronológica poco inusual pero muy efectiva, cómo su relación oficiosa naufraga. En total, seguimos a Tom en los 500 días que Summer ocupa su mente. 



Junto con la estructura de narración, el magnífico cásting y el protagonismo de un hombre enamoradizo, otros puntos claros a favor de la película son el toque humorístico del desamor (introducido por los amigos de Tom), la música (una BSO estupenda y nada empalagosa) y el vestuario, firmado por Hope Hanifin (tenéis un post muy chulo sobre el vestuario de esta peli en Miss at la Playa).

Hanifin optó por darle un toque vintage a todo el vestuario de la peli, pero en especial al personaje de Summer. Un acierto, ya que el personaje tiene un carácter bastante nostálgico. En cuanto a Tom, las prendas vintage acompañan muy bien su idea de amor eterno y perfecto, también un poco antigua en sí misma. Por otra parte, Summer casi siempre viste de azul, un color que refleja muy bien la melancolía del personaje. Pero del vestuario hablaremos con más calma otro día....

¿Conocíais la película?
¿Os gustó?
Besos,
Alba






4 comentarios:

Sidhe dijo...

La vi no hace mucho y puede que me esperara otra cosa más tipo La ciencia del sueño u Olvídate de mí... el caso es que ni fú ni fa.

Pero los trapitos, la banda sonora están muy bien (vale y Gordon Levitt jajaja)

Dina Oltra dijo...

La conozco y soy de tu opinión, está genial porque no es lo de siempre y el final me encantó, ese previo a la entrevista...

Alba Padin dijo...

Sidhe: no me extraña que te decepcionara un poco. Es que Olvídate de Mí es un referente complicado de superar ;)

Dina: jaja, el final es genial!!

besos

Chaval dijo...

El momento musical con pajarillo disney incluido se sale