miércoles, 17 de noviembre de 2010

Como desees

Hola!
En un pricipio había pensado titular este post "¡Hola!, soy Íñigo Montoya", pero luego pensé que era demasiado típico y que, además, no resumía lo que para mí supone esta película. Como bien habréis adivinado, hoy voy a hablar de "La princesa prometida". Un filme que me ha cautivado desde niña y que, en mi humilde opinión, ha envejecido muy bien. 

Pobre Buttercup... El director de fotografía hizo un trabajo sensacional, por cierto.

Cuando era una niña (la película es de 1987, y yo del 85), solían echar la película al menos una vez al año en televisión. Mi hermana y yo la veíamos siempre. Y siempre con la misma cara de idiotas :) y la misma fascinación. Ahora que la tenemos en DVD (es de ella, pero digamos que la compartimos), seguimos viéndola con el mismo interés y la misma satisfacción. El caso es que al Chaval , que es lo más anti comedia romántica que hay, también le gusta "La princesa prometida". La clave de ello creo que está en que "La princesa prometida" lo tiene todo: romance, y del bueno; acción; aventuras; personajes entrañables; malos malísimos...

La historia es sencilla. Chica y chico se enamoran (aunque al principio a la chica le cuesta admitirlo). Chico se va a hacer fortuna para que puedan vivir juntos, pero le matan. Ella, rota de dolor, acaba prometida a un príncipe indeseable. Cuando tres secuestradores la raptan, un misterioso caballero acude a su rescate.

Un punto de partida sencillo, pero que con un guión muy bien estructurado se convierte en una película fantástica. El filme tiene muy buen ritmo. No cansa nunca, no se hace pensada en ningún momenrto. La clave es que combina romance con aventuras en todo momento. Así, en ningún momento cae en la ñonería ni hay acción en exceso (algo que pasa en muchas películas últimamente y que es una pena, la verdad, porque las tramas acaban por perder todo el sentido).

Si tuviese que elegir mis escenas favoritas, serían tres: el comienzo, la lucha entre el Hombre de Negro e Íñigo en el acantilado, la huida de Buttercup y Westley por el bosque ese asqueroso después de reunirse de nuevo y la escena en la que Íñigo Montoya venga a su padre.


Otro punto a favor de la película son sus personajes, todos ellos muy bien construidos. Buttercup, curiosamente, es la menos definida pese a ser la protagonista. Parece que se deja llevar por las situaciones que se le presentan ante ella, como si no en ningún momento tuviese ella las riendas de su propia vida. Sólo parece tener determinación cuando tiene que defender a Westley, pero no se lo tenemos en cuenta. Westley es, simplemente, perfecto. Poco más puedo decir. Aunque a mí los que más me gustan son estos descerebrados:

Inconcebible...
Al principio del post decía que la película había envejecido muy bien. Su protagonista, Robin Wright (una pena que ya no sea también Penn), también. 

Y eso que esta no es su mejor fotografía...

La pena es que Cary Elwes, el actor que dio vida a Westley, ha envejecido bastante peor.

¿Soy la única a la que se le ha caído un mito?

 Una curiosidad. ¿Sabíais que Billy Crystal es el actor que interpreta al Milagroso Max?

Menuda transformación!!

Por alguna extraña razón que no me acabo de explicar, siempre he asociado "La princesa prometida" con la tardes lluviosas de fin de semana, esas en las que lo único que te apetece es hacerte un ovillo en el sillón o en el sofá con una manta y ver una película. Y siempre con una sonrisa en la cara. Como la que se me dibuja cuando veo esta escena. 
 

 

Y a vosotros, ¿os gusta esta película?
Besos, 
Alba

4 comentarios:

jopapi dijo...

que bien! cuento contigo para el "Little xmas market" jejeje las diademas sin las quieres con cinta no hay problema ;) un beso

Anónimo dijo...

Fezzik: Soy de la Brigada Brutal Max: ¡Sois la Brigada Brutal!
genial!

Mageritdoll dijo...

Qué bueno como siempre!!
Esta película le encanta a Cristina :-)))))))

A mí no tanto, este tipo de películas nunca me han hecho tilín, pero sí que las puedo ver si estoy en buena compañía... :-)

Y es verdad, qué mal ha envejecido el chico... y ella, al contrario, tan guapísima, que ha ganado mucho con los años...

Un abrazo!!

Sergio de Mageritdoll

Mageritdoll dijo...

Oh! si me encanta esta película!!, "Hola, me llamo Iñigo Montoña, tú matasté a mi padre, preparaté a morir" :B
Y su banda sonora de Mark knopler...me la compré nada más verla, y el libro!! claro que en el libro el final...bueno no lo cuento, por si alguien quiere leerlo.
Muchas gracias Alba por abrir tu espacio a Mageritdoll!
Un beso, Cristina