viernes, 29 de abril de 2011

Los horrores del bodorrio

Hola!
Por fin se han casado... ya estamos más cerca de que acabe el acoso de la prensa con los infinitos reportajes sobre los más nimios detalles... que la verdad es que ha llegado a ser cargante, por lo menos para mí.

Lo único que me llamaba la atención de la boda, además del vestido (espectacular, por cierto), eran los tocados. Me encantan y ya que el protocolo los exigía, pues me he podido recrear la vista. En general la "cosecha" ha sido buena, aunque ha habido horribles resbalones.

Empecemos con dos casos de estudio:


Lo de las hijas de Sarah Ferguson no tiene ni nombre... ¿por qué la pelirroja se ha puesto un portafotos en la cabeza? El detalle del pecho tampoco la hace ningún favor. Y su hermana, pues no sé qué es peor, si el vestido cortinero o el bodegón de su tocado. 

Letizia. La he visto sosa sosíma, casi diría paleta. El vestido es bonito, pero el color no le favorece. El sombrero, desafortunado. Y los guantes...


Esta señora, esposa del hermano de Lady Di, no quería ver la boda. Por eso encargó la pamela más aparatosa posible. O a lo mejor es una superheroína que quiere mantener su identidad en secreto y, en vez de un antifaz, se ha escondido así.


La pamela de Victoria sí me gusta. El problema es todo ese cruce, tanto en su vestido como en el chaleco de su marido. Se me hace extraño. (¿Soy la única a la que le da mal rollo la cara de este señor?


Miriam González, la esposa del viceprimer ministro Nick Clegg. El tocado me parece impresionante. El problema está en el vestido: no me parece apropiado y el hecho de que se le marque la "lencería" (es casi más de cuello vuelto) no ayuda.

Y a vosotros, ¿os han gustado los estilismos?
Besos,
Alba

6 comentarios:

dina dijo...

Muy acertados todos los comentarios,estoy absolutamente de acuerdo, lo de las hijas de Ferguson quedará para el recuerdo....

artesanodefotos dijo...

Ja,ja!! opinas exactamente como yo!!! ´pero de todo, sin duda alguna, lo peor es el tocado-portafoto. Eso sí, quien tiene mérito es el peluquero que ha conseguido fijárselo sin que vuelque (cuantas orquillas habrá necesitado???)
Doña Leticia, ummm, es que ese color!
Y sí, a mi tampoco me mola el doble malvado de clark kent.
Ana

Rocío Conesa dijo...

La verdad que las dos primeras iban fatal!! Del todo que horror!

Ricardo Miñana dijo...

Un placer pasar a saludarte,
si te gusta la poesía te invito a mi blog,
que tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.

Estefa dijo...

Jajaja me ha encantado lo de que la tía del novio no qusiera ver la boda!! Menudo pamelón! Un par de tallitas menos no le hubieran ido mal!
Muchas gracias por tu comentario en el blog! :) besitos!

Miss A dijo...

Yo la verdad que esperaba algo más de la boda.
Ha habido muchas más cosas que me han parecido horribles de las que me han encantado.
Me quedo con la novia y su hermana.